Volcán entra en erupción en la Isla San Vicente

0

El volcán Soufriere, situado en la isla caribeña de San Vicente, entró en erupción el viernes tras décadas de inactividad, enviando oscuras columnas de ceniza y humo hacia el cielo y obligando a evacuar a miles de personas de los pueblos de los alrededores.

El volcán, inactivo desde 1979, empezó a mostrar signos de actividad en diciembre, arrojando vapor y humo y haciendo ruido. La actividad se intensificó esta semana, lo que llevó al Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, a ordenar la evacuación de los alrededores a última hora del jueves.

A primera hora del viernes finalmente entró en erupción. La ceniza y el humo sumieron la zona vecina en una oscuridad casi total, borrando el brillante sol de la mañana, dijo un testigo de Reuters, que informó de que había oído la explosión desde Rose Hall, un pueblo cercano.

San Vicente y las Granadinas, con una población de poco más de 100.000 habitantes, no había experimentado actividad volcánica desde 1979. Una erupción de la Soufriere en 1902 mató a más de 1.000 personas. Su nombre significa “salida de azufre” en francés.

Se calcula que la columna de erupción alcanzó los 10 km de altura, según el Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales, que advirtió que podrían producirse otras erupciones explosivas. La caída de ceniza podría afectar a las Granadinas, Barbados, Santa Lucía y Granada.

“La pluma de ceniza puede causar retrasos en los vuelos debido a los desvíos”, dijo el centro en Twitter. “En tierra, la ceniza puede causar molestias a las personas que padecen enfermedades respiratorias y afectará a los recursos hídricos”.

Unos 4.500 residentes cercanos al volcán ya habían sido evacuados a través de barcos y por carretera, dijo Gonsalves en una conferencia de prensa el viernes. La fuerte caída de ceniza había detenido un poco los esfuerzos de evacuación debido a la escasa visibilidad, según la Organización Nacional de Gestión de Emergencias de San Vicente (NEMO).

“El lugar en general está en un frenesí”, dijo Lavern King, de 28 años, un voluntario del refugio. “La gente sigue siendo evacuada de la zona roja, empezó ayer por la tarde y hasta anoche”.

Gonsalves dijo que, dependiendo de la magnitud de los daños, podrían pasar cuatro meses antes de que los evacuados pudieran volver a casa.

Con lágrimas en los ojos, dijo que las islas vecinas, como Dominica, Granada y Antigua, habían aceptado acoger a los evacuados y que las líneas de cruceros podrían transportarlos, siempre que se vacunaran primero.

Sin embargo, esto podría suponer un reto, dijo el senador de la oposición Shevern John, de 42 años.

“La gente tiene mucho miedo a la vacuna y opta por no venir a un refugio porque finalmente tendrían que cumplir el protocolo”, dijo. Los refugios también están teniendo que limitar el número de evacuados que acogen debido a los protocolos de la COVID-19.

Los vicentinos tendrán que esperar a que se realicen más análisis científicos para saber qué pasos dar a continuación, dijo.

“Puede durar unos días o unas semanas”, dijo. “De momento, los dos extremos de la isla están cubiertos de ceniza y muy oscuros”.

Los medios de comunicación locales también han informado en los últimos días de un aumento de la actividad del Monte Pelee en la isla de Martinica, que se encuentra al norte de San Vicente, más allá de Santa Lucía.

Fuente gCaptain

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close