Tendencias a largo plazo en el transporte marítimo, y los 50 artículos más influyentes en economía marítima

Por, Jan Hoffmann

0

Visite el Blog del Profesor Jan Hoffmann para leer el articulo completo aquí:

Prologo 1

En nuestra conferencia 2015 IAME (Asociación Internacional de Economistas Marítimos) en Kuala Lumpur, organicé una sesión de discusión sobre el “impacto de nuestro trabajo”. Quería discutir y promover formas de asegurar que nuestra investigación académica tuviera un impacto en el mundo real. ¿Las empresas y los encargados de formular políticas hacen uso de nuestros documentos?

Por mi trabajo en la UNCTAD, tengo que informar anualmente sobre los indicadores de logro que van más allá de los “resultados”. Por supuesto, los resultados (por ejemplo, seminarios, estudios, estadísticas) también se cuentan, pero el siguiente paso es medir si nuestros resultados también se usan y aprecian. Por lo tanto, contamos el número de descargas, enviamos encuestas de lectores y recopilamos hojas de evaluación de los participantes del taller. Pero esto tampoco garantiza un impacto. Por lo tanto, en la medida de lo posible, debemos demostrar que los gobiernos han implementado una política, mejorado el desempeño de una administración de aduanas o modernizado una autoridad portuaria “con la ayuda de la UNCTAD”. Afortunadamente, generalmente podemos identificar estos casos, gracias a nuestro compromiso directo con las administraciones y ministerios nacionales. Además, estamos obligados a rastrear los puntos de referencia existentes de eficiencia comercial, como el Índice de desempeño logístico (LPI) del Banco Mundial, el indicador Doing Business (DB) o el Índice de conectividad de transporte marítimo de línea (LSCI) de la UNCTAD, y mostrar de alguna manera que tales índices mejorado de un año a otro como resultado de nuestro trabajo. La atribución es imposible de probar, pero aprecio que al menos deberíamos intentarlo.

Con este tipo de ejemplos en mente, en nuestra conferencia IAME 2015 en Kuala Lumpur, había invitado a una sesión especial sobre el “impacto” de la investigación que publicamos en nuestras revistas asociadas MEL y MPM, presente en nuestras conferencias IAME, o disimular en nuestra revista en línea The Maritime Economist.

Bueno, francamente, la sesión no funcionó como esperaba. Las discusiones fueron animadas e interesantes, y tuvimos una buena asistencia a la sesión. Pero después de las presentaciones de Hercules Haralambides y de mí mismo con algunas ideas iniciales sobre cómo lograr un impacto en la vida real, las discusiones durante la mayor parte de los 90 minutos regresaron a lo que realmente le importa al economista marítimo (académico): ¿Cómo puedo publicar en un alto -diario de factor de impacto? Porque publicar en revistas de alto impacto me ayuda a conseguir la tenencia. Porque mi compensación financiera puede variar según la cantidad de artículos publicados en revistas indexadas. Porque el factor de impacto es parte de un “círculo vicioso”, en el núcleo del “ecosistema científico”. Al parecer, los investigadores piensan que su “impacto” se mide por su “factor de impacto”.

Visite el Blog del Profesor Jan Hoffmann para leer el articulo completo aquí:

Fuente Jan Hoffmann

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close