COLOMBIA: Un País sin una Marina Mercante

Flota mercante Grancolombiana
0

El día de hoy les compartimos el análisis compartido por el diario el Universal sobre la triste realidad que Colombia es  un país sin marina mercante para que reflexionemos sobre la perdida de nuestra conciencia oceánica y marítima y que a pesar de se tiene dos costas, en el Océano Pacífico y en el Mar Caribe, 98 mil kilómetros cuadrados de extensión marítima, alrededor de 53 terminales portuarias y muelles, terminales en alta mar, no tiene una marina mercante.

La marina mercante es el conjunto de barcos, barcos y otros barcos que se dedican al comercio marítimo, el turismo o las actividades recreativas, que son tripulados por marinos no militares y que pagan impuestos al país donde están registrados, donde están sus banderas.

Según las cifras de la Asociación Colombiana de Armadores (ARMCOL), el 80% de los principales buques que trabajan en el país están registrados en otros países y, por lo tanto, no pagan impuestos en Colombia y un porcentaje similar de barcos y yates que circulan en aguas colombianas, También están registrados en el extranjero. La mayoría de los barcos con banderas colombianas son remolcadores y artefactos menores.

En el último informe de Transport in Figures del Ministerio de Transporte, publicado el año pasado, solo hay 23 buques principales registrados en el país (más de mil toneladas de peso bruto), lo que revela el bajo interés del gobierno en registrar buques con el colombiano. bandera (Te puede interesar: Hyundai Hope, el barco de contenedores más grande que ha llegado a Cartagena).

A favor de la bandera colombiana

La marina mercante es otro de los puntos débiles que confirman la urgente necesidad de desarrollar políticas públicas a favor del sector marítimo, que durante años han estado exigiendo aquellos que se dedican a este tipo de actividad.

“La nacionalidad de un barco trae ventajas recíprocas si el Estado del pabellón así lo determina, en los países líderes, el armador puede acceder a una serie de incentivos a través de apoyos específicos que se traducen en aumentos cualitativos y cuantitativos en su flota, por lo tanto, la cadena logística derivada del envío la industria también es compatible ”, indica un documento de ARMCOL.

Además, el Estado no paga el flete a las compañías navieras extranjeras y se promueve la generación de empleos ya que la tripulación, el 80%, debe nacer en Colombia, de acuerdo con la legislación nacional.

Para hacer visible todo el potencial de la bandera colombiana, las compañías e instituciones marítimas se han unido desde 2016 para conmemorar el Día de la Marina Mercante, cada 8 de junio, con espacios para la participación de los actores del sector.

Diana Osorio, directora de la institución Entremar y promotora del Día de la Marina Mercante, indica que “ha sido un gran esfuerzo reunir a los actores del sector para hablar, debatir y proponer lo que se necesita para que exista una regulación que favorezca la marina mercante colombiana “.

Agregó que en este escenario de discusión se obtuvo el apoyo del senador Iván Darío Agudelo, quien asistió a la celebración el año pasado y decidió apoyar al sector desde la Sexta Comisión del Senado.

Sin embargo, Osorio enfatiza que para ser visible y apoyado por el Gobierno, se requiere la voluntad y la participación de más actores. “En general, siempre somos los mismos que promovemos espacios de debate a favor de la marina mercante colombiana y las políticas generales a favor de los asuntos marítimos, eso es vital para hacernos visibles”.

En el extranjero, abundan las referencias a la importancia de una flota mercante para la economía nacional. Bolivia, por ejemplo, que no tiene salida al mar, tiene una política específica en torno a su marina mercante, que registra unos 30 barcos.

Colombia tenía una Marina Mercante

La flota mercante de Grancolombiana, creada a mediados del siglo pasado con capital colombiana, venezolana y ecuatoriana, marcó un momento de gloria para la marina mercante en el país, ya que promovió la exportación de productos locales como plátanos, algodón y café, que pagó cantidades mínimas en flete y llegó a emplear a más de 2,000 marineros colombianos. Su flota se convirtió en 45 barcos. (Lea también: Colombia mejora los tiempos en el envío de mercancías de comercio exterior).

“Comenzó a declinar con la apertura económica en los años 90, dejamos pasar los años y nunca se renovó, ahora nuestra flota es muy pequeña y es muy difícil para nosotros alcanzar ese nivel nuevamente, así que la mejor opción es registrar barcos con bandera colombiana ”, explica el director de Entremar.

La flota mercante se estableció el 8 de junio de 1946 y es en honor a esto que se designó la fecha del Día de la Marina Mercante.

Fuente El Universal

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close