COLOMBIA: Aprovechar el potencial Marítimo

Colombia 2 océanos
0

El día de hoy les compartimos el articulo escrito por Diego Dorado, para la Silla Llena sobre la oportunidad que tiene Colombia en cuanto al desarrollo sostenible de sus océanos y cómo este puede ser un motor para la reactivación de la economía post pandemia.

Debemos aprovechar el potencial marítimo que tiene Colombia

 

Nuestro potencial marítimo está desaprovechado. Aprovecharlo beneficiaría: 47 municipios, 12 departamentos y en general a todo el país. Pero debemos superar, al menos, tres retos: conciencia, conocimiento y coordinación institucional. Una alternativa post-covid.

“El mar es todo. Cubre siete décimas del globo terrestre. Su aliento es puro y saludable. Es un inmenso desierto, donde el hombre nunca está solo, porque siente vida por todos los lados”

-Julio Verne

El 8 de junio se celebra el día mundial del océano. Un momento para reflexionar en todo lo que el mar nos ha dado y nos dará. Época para pensar en el potencial marítimo que tiene Colombia, más cuando el plan nacional de desarrollo tiene un capítulo de Océanos y recientemente el Conpes -Consejo Nacional de Política Económica y Social-, una especie de gabinete ministerial especializado en temas de política, aprobó el documento 3990 conocido como “Colombia Potencia Bioceánica Sostenible 2030”.

Llaman la atención las palabras: Potencia y Biooceánica. No es para menos. Colombia, es uno de los pocos países en el mundo que tiene dos mares, en total somos 21 países. Pero es el único de Suramérica.

Adicionalmente, y gracias a nuestros mares que cubren algo más de 950 mil kilómetros cuadrados, Colombia limita con 11 países, y no sólo 5, como en la primaria muchas veces nos hicieron repetir. Una rápida encuesta realizada por la Comisión Colombiana del Océano a estudiantes universitarios, identificó que 64 por ciento de los estudiantes de ciudades del interior del país creían que Colombia limita con 5 países, mientras que 49 por ciento de los estudiantes de las ciudades costeras piensan igual.

Pero nuestro potencial no solo queda en la extensión y los límites. Hoy, cerca de 5 millones de colombianos, viven en los 47 municipios que tienen costa, distribuidos en 12 departamentos diferentes. Cuatro de estos en el Pacífico, siete en el Caribe continental y uno en el Caribe insular, condición que ha llevado a algunos a llamar a Colombia “un país de tres costas” (Red Ibemar).

Lo curioso de esta descripción es que, entre estos departamentos, hay uno que tiene costa en los dos océanos, Chocó; otro, que no siendo de la Región Caribe, posee un importante puerto para las exportaciones del país, Antioquia; y uno con características insulares, que, si bien es conocido por sus hermosas playas y turismo, su potencial es claramente superior gracias a que esta aloja la reserva marítima de Seaflower, una de las más extensas y ricas del planeta.

Sin duda, un gran potencial. Desafortunadamente, no lo aprovechamos. Cuando se habla del mar, pensamos de manera inmediata en dos cosas: playa y pesca. La playa, representación del turismo, es sin duda una de las principales actividades económicas que se dan al lado del mar. Pero ¿Qué tan bien estamos preparados para aprovecharla? En el documento Conpes se hace un interesante análisis al respecto, concluyendo que aún hay mucho por trabajar. Por ejemplo, de los 47 municipios, sólo 13 cumplen con las condiciones requeridas por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, para el desarrollo de esta industria. Temas como el bilingüismo y servicio al cliente, requieren de mucho trabajo.

El otro tema es la pesca, fuente de alimento para muchos en el planeta. Sin embargo, en Colombia, es poco lo que ésta pesa en el PIB, indicador que usamos los economistas para medir cuánto se produce en un país. Su aporte al PIB llega al 0.2 por ciento, pero de esto sólo el 22.9 por ciento es de pesca marítima. En términos de dimensiones, y analizado sobre el total de toneladas de pescado, la pesca en Ecuador es 9 veces mayor que la colombiana, y la peruana es 19.5 veces. Lo curioso, es que estos dos países, vecinos, tienen un solo mar, y en el caso de Ecuador una línea de costa equivalente a la tercera parte de la colombiana.

El mar sin duda tiene un gran potencial. Según la WWF, los océanos del mundo podrían generar ingresos cercanos a 2.5 billones de dólares al año, convirtiendo al Océano en la séptima economía más grande del mundo. Estos ingresos se dan midiendo su potencial en la pesca, el turismo y el comercio marítimo. No incluyo los potenciales ingresos que se podrían dar, entre otros, por la minería y los hidrocarburos, únicamente con explotación significativa frente al litoral de la Guajira en los campos de gas Chuchupa y Ballenas, desde los años 70; y alguna actividad de exploración hace algunos años en otras zonas, con lo cual el potencial es mucho mayor.

Pero para que Colombia aproveche este gran potencial, en pesca, turismo, comercio, minería, generación de energía, entre otros, debe enfrentar tres grandes retos: conciencia, conocimiento e institucionalidad. Y esto sin mencionar el tema ambiental, particularmente el de erosión costera, la cual afecta el 40 por ciento de nuestros 3,330 kilómetros de línea de costa.

El primero, es tomar conciencia de la importancia del mar para nosotros. Hoy las actividades marítimas y conexas sólo llegan al 5.8 por ciento del PIB. Valor que cae al 0.49 por ciento del PIB, cuando se depura, esta cifra y se deja sólo pesca, transporte acuático y astilleros, según lo menciona el Conpes 3990. Esta mayor conciencia debe acompañarse de más información, tarea donde el Dane podría colaborar creando una cuenta satélite de océanos.

El segundo se asocia a entender cómo los municipios inciden en el desarrollo marítimo y cómo este incide en ellos. Sabemos que tenemos 47 municipios costeros, pero no nos preguntamos ¿cuántos municipios están directamente relaciones con el mar? Si cruzamos los municipios costeros con las subregiones funcionales usadas por Planeación Nacional para identificar relaciones entre municipios -conmutación-, encontraremos que estos municipios interactúan con 92 más. Por ende, cuando hablamos de municipios asociados al mar, deberíamos hablar de 138, no sólo 47.

Y ¿cómo están estos municipios? Las estadísticas, aunque criticadas, son duras. Los 47 municipios costeros tienen una cobertura de educación media inferior a la media nacional. Esto es, mientras que la media nacional es de 40.7 por ciento, en estos municipios es de 28.2 por ciento. En alcantarillado, la situación es similar. Situación que se agrava más cuando se analiza la diferencia que existe entre los municipios en el Pacífico, el Caribe o el Caribe insular.

Y el tercer reto está en la coordinación institucional. A nivel nacional se ha logrado mucho gracias al liderazgo, silencioso y prudente, de la Comisión Colombiana del Océano -CCO-, pero aún hay mucho por lograr. Pero en términos de articulación nación – departamentos – municipios – universidades – sector privado, aún hay mucho por trabajar.

Hoy nos preguntamos cómo reactivar la economía del país. Pues una alternativa la tenemos frente a nosotros. Deberíamos pensar en cómo enfrentar estos retos e incluir sus acciones en las estrategias de reactivación. Los municipios que aún están ajustando sus planes de desarrollo, o aquellos que habiéndolos aprobado aún no terminan de aterrizar sus estrategias de reactivación, deberían pensar en el mar. Este les ofrece alimento, trabajo, comercio, conocimiento, esparcimiento y quién sabe qué más. Para todo esto, no sobra que se refuerce el apoyo a estos municipios por parte de la CCO, el DNP o la Esap, y porque no, una revisión de las leyes que promueven el desarrollo marítimo desde el Congreso.

Fuente La Silla Llena

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close