Pandemia afecta costos de los fletes en el transporte marítimo

El control de las tarifas y la capacidad de los transportistas marítimos penden de un hilo

0

El alza de los precios en los fletes y los retrasos en las entregas de mercancías, han traído como consecuencia una reacción mundial de las empresas que han manifestado su descontento causado por el deterioro del servicio y el aumento de los costos del transporte marítimo.

Las asociaciones comerciales de China han sugerido al gobierno su preocupación por las prácticas antimonopolio, mientras que una presión similar se está desarrollando en Bruselas, donde el Consejo de Cargadores Europeos ha solicitado a la Comisión Europea que aborde las “escandalosas subidas de precios” de los transportistas de carga.

En Washington, el mayor grupo de presión de los minoristas quiere que las autoridades examinen el aumento significativo de estos precios.

En Estados Unidos se intensifica la problemática de los costes, ya que se le agrega la saturación de los puertos y la escasez de contenedores en las principales rutas transpacíficas, que producen retrasos y pérdidas de negocio para los exportadores.

Algunas cadenas de tiendas y fabricantes, que dependen de las líneas de suministro internacionales, se ven obligadas a recortar otros gastos o a replantearse por completo las estrategias a implementar.

Las empresas estadounidenses como Colgate-Palmolive o Boot Barn Holdings, a las que se les suma otra de Europa y Asia han destacado las tensiones de suministro en los últimos días. La Comisión Marítima Federal inició una investigación a finales del año pasado sobre la congestión portuaria, pero la fase lenta persiste en la cadena de producción de cara al pico estacional antes del Año Nuevo chino a mediados de febrero.

“Nuestros costos de flete serán probablemente un punto de presión para nosotros en los próximos, no sé, tres o seis meses”, dijo la semana pasada Greg Hackman, director de operaciones de la empresa californiana Boot Barn, citando los atascos portuarios que están afectando a los inventarios.

Con el negocio ya golpeado por la pandemia, los problemas logísticos pueden ser demasiado para algunas empresas. Así de contundente se mostró Stefan Pierer, director general de Pierer Mobility AG, el fabricante austriaco de motocicletas KTM.

Los fabricantes alemanes advirtieron esta semana que la escasez de materias primas y de contenedores de transporte ha provocado un aumento de los costos y una reducción de los inventarios.

Inexistencia de buques inactivos

Hapag-Lloyd AG, el mayor transportista alemán, aseguró esta semana que está trabajando en un “plan de recuperación de la programación para que los buques vuelvan a sus posiciones previstas”, una medida que puede significar que algunas rutas no tengan salidas durante una o dos semanas.

“Los buques no estarán parados en ningún momento”, dijo el lunes el director general, Rolf Habben Jansen, en un correo electrónico a los clientes. “Permítanme asegurarles: Todos nuestros buques están navegando, y si podemos encontrar capacidad adicional la aseguraremos, pero el mercado de buques de alquiler está en este momento básicamente agotado.”

La Comisión Europea está en conversaciones con cargadores, transitarios, operadores portuarios y transportistas, pero de momento no ha iniciado ninguna investigación formal sobre conductas anticompetitivas. Dice que hay muchos factores que podrían estar causando las subidas de precios, como la demanda y la congestión portuaria.

Fuente Bloomberg

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close