Hess Corporation enfoca su produccion en Guyana y Bakken

Hess Corporation aumenta su presupuesto y vuelve a destinar la mayor parte a Guyana y Bakken

0

La compañía estadounidense de petróleo y gas Hess Corporation ha revelado que su presupuesto de exploración y producción para 2022 ascenderá a 2.600 millones de dólares, de los cuales aproximadamente el 80% se destinará a Guyana y al Bakken.

La situación fue similar el año pasado, cuando Hess asignó más del 80% de su presupuesto de exploración y producción de 2021 a Guyana y al Bakken. Sin embargo, el presupuesto total fue menor en comparación con el de este año y ascendió a 1.900 millones de dólares.

Se prevé que la producción neta de Hess se sitúe en un promedio de entre 330.000 y 340.000 barriles de petróleo equivalente por día en 2022, excluyendo a Libia. Esto se compara con la producción neta de aproximadamente 310.000 barriles de petróleo equivalente por día en 2021, también excluyendo a Libia. Se prevé que la producción neta de Bakken se sitúe en una media de entre 165.000 y 170.000 barriles equivalentes de petróleo al día en 2022.

Señalando que el programa de capital de la compañía refleja la disciplina en la inversión en oportunidades de alto rendimiento y bajo coste, el CEO de Hess Corporation, John Hess, dijo: «La mayor parte de nuestro presupuesto para 2022 se asigna a Guyana, que está posicionada para ser uno de los desarrollos petroleros de mayor margen y menor intensidad de carbono en el mundo, y a Bakken, nuestro mayor activo operado, donde tenemos un sólido inventario de ubicaciones de perforación futuras de alto rendimiento.»

Alrededor de 1.150 millones de dólares, o el 44% del presupuesto de 2.600 millones de dólares, se destinarán a la producción, 1.000 millones de dólares, o el 39%, a los desarrollos en el mar de Guyana, y 450 millones de dólares, o el 17%, a las actividades de exploración y evaluación.

En el ámbito de la producción, Hess destinará 270 millones de dólares a las actividades de producción en la zona de Malasia Peninsular del Norte que opera y en la zona de desarrollo conjunto de Malasia y Tailandia (Hess 50%) en el Golfo de Tailandia. Los fondos se destinan a la perforación y las instalaciones, así como a los trabajos que se aplazaron anteriormente debido a la COVID-19 y a los bajos precios de las materias primas.

Hess también utilizará 90 millones de dólares para actividades de producción en el Golfo de México, incluida la perforación de un pozo de enlace en el yacimiento de Llano (Hess 50%) y la adquisición y el procesamiento de datos sísmicos.

En cuanto a las actividades de desarrollo, Hess ha asignado 25 millones de dólares asociados al desarrollo de la fase 1 de Liza en el bloque Stabroek (Hess 30 por ciento), donde se prevén trabajos de optimización de la producción en el primer trimestre de 2022. A principios de este mes, ExxonMobil, como operador del bloque Stabroek, reveló otros dos descubrimientos de petróleo en el prolífico bloque.

Otros 190 millones de dólares se destinarán al desarrollo Liza Fase 2, con una capacidad de aproximadamente 220.000 barriles brutos de petróleo al día, y cuya primera producción se espera para el primer trimestre de 2022.

Además, se han asignado 400 millones de dólares para el desarrollo de Payara, con una capacidad de aproximadamente 220.000 barriles brutos de petróleo al día, y la primera producción prevista en 2024, y otros 210 millones se utilizarán para el desarrollo de Yellowtail, con una capacidad de aproximadamente 250.000 barriles brutos de petróleo al día, y la primera producción prevista en 2025.

Asimismo, Hess ha destinado 175 millones de dólares principalmente a los trabajos de ingeniería y diseño iniciales para las futuras fases de desarrollo en el bloque Stabroek.

El director de operaciones de Hess, Greg Hill, dijo que el enfoque de la compañía en Guyana este año será avanzar en los desarrollos petroleros de alto valor en el bloque Stabroek, que tienen un precio de equilibrio Brent de entre 25 y 35 dólares por barril, y continuar con el programa activo de exploración y evaluación de la compañía.

Por último, en el segmento de exploración y evaluación, Hess destinará 450 millones de dólares a la perforación de aproximadamente 12 pozos de exploración y evaluación en el bloque Stabroek de Guyana (Hess 30%), el pozo Huron-1 en la zona de Green Canyon del Golfo de México (Hess 40%) y el pozo Zanderij-1 en el bloque 42 de Surinam (Hess 33%). También se incluyen fondos para la adquisición y el procesamiento sísmico en Guyana, Surinam y las aguas profundas del Golfo de México, y para la adquisición de licencias.

Fuente OffShore Energy

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.