ONU enfrenta desafíos en el Tratado de Alta Mar

0
High Seas

Hoy compartimos este excelente artículo escrito por Zhang Chun, un investigador principal de Chinadialogue sobre los desafíos que enfrenta la ONU con respecto al tratado de alta mar que se prevé saldrá a la luz para 2020.

La alta mar cubre dos tercios del océano y alberga el 90% de la vida marina, pero esta vasta extensión de agua y fondos marinos que se encuentra fuera de la jurisdicción nacional de un país no cuenta con protección integral.

En un esfuerzo por solucionar esto, los países se reúnen en la sede de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York hasta el 18 de septiembre, lo que marca el inicio de un proceso de dos años para acordar un tratado para proteger la alta mar.

Esto es necesario porque una explotación desenfrenada y cada vez más riesgosa de los recursos amenaza estos enormes ecosistemas. Las poblaciones de peces, por ejemplo, han disminuido en un 50% en los últimos 50 años como resultado de la pesca excesiva y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU).

El mar de nadie

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) garantiza a los países la libertad de pescar, viajar y tender cables en alta mar. También define las responsabilidades de las naciones con respecto a su uso del océano, estableciendo directrices para las empresas, la protección del medio ambiente y la gestión de los recursos naturales.

Pero los avances tecnológicos están abriendo el lecho marino a otra libertad: extracción de recursos minerales. Más de diez países, entre ellos China, Corea, Japón y Alemania, actualmente están buscando recursos minerales en los océanos Atlántico, Pacífico e Índico.

Los minerales y metales de tierras raras que reúnen son componentes valiosos en artículos cotidianos como el cableado eléctrico para maquinaria industrial más compleja e incluso componentes de energía renovable.

Por el momento, no existe un requisito para que los operadores presenten una evaluación de impacto ambiental antes de comenzar la minería en alta mar y no haya un acuerdo general para proteger la biodiversidad en alta mar.

Bajo UNCLOS, casi 20 organizaciones internacionales manejan actividades humanas en alta mar, pero tienen un alcance restringido. Por ejemplo, la Organización Marítima Internacional gestiona la seguridad y la prevención de la contaminación en el sector marítimo, mientras que las organizaciones regionales de ordenación pesquera supervisan poblaciones de peces específicas. Pero muchas formas de vida marina son migratorias y con frecuencia se mueven entre diferentes hábitats.

Dependiendo del método de cálculo utilizado, solo el 2-7% del océano está protegido, y menos del 1% de la alta mar.

“Nuestro campo de batalla está muy fragmentado”, dice Duncan Currie, especialista en derecho marino y asesor de High Seas Alliance y Deep Sea Ocean Coalition, que describe el desafío de la conservación en alta mar.

Existe una necesidad urgente de un nuevo mecanismo de consulta internacional para la explotación sostenible de los recursos en alta mar.

Clave del mapa: Rojo: 10% de biodiversidad concentrada (los hábitats y áreas de alimentación más importantes para especies migratorias), Amarillo: 70% de biodiversidad (áreas de importancia para especies migratorias), Azul profundo: áreas no importantes para especies migratorias.

Compartir los beneficios y responsabilidades

El objetivo de las conversaciones es garantizar que las naciones puedan compartir por igual los beneficios y recursos que ofrece la alta mar, y pueden trabajar juntas para garantizar el desarrollo sostenible del medio ambiente marino.

Para lograr esto, las conversaciones tienen cuatro objetivos. El primero es un sistema de evaluación de impacto ambiental para áreas fuera de la jurisdicción nacional. Los países deben decidir cómo aplicar los sistemas de evaluación de impacto ambiental existentes, que generalmente son operados en tierra por los gobiernos locales, a aguas internacionales.

Los otros objetivos son establecer un sistema para compartir los beneficios de los recursos genéticos marinos; construir capacidad y transferir tecnología para las naciones en desarrollo; y establecer mecanismos regionales de conservación.

Pero establecer reservas y exigir evaluaciones de impacto ambiental pondría límites a la libertad de los mares consagrados en UNCLOS, lo que significa que requeriría un ajuste. Esta es la razón por la que un acuerdo vinculante sobre la protección de alta mar se considera la pieza más importante de la legislación marítima desde que entró en vigor la UNCLOS en 1994.

Dos grandes desafíos

Xue Guifang, un experto en gobernanza polar y marina de la Universidad de Shanghai Jiao Tong, ve dos problemas principales que enfrentan las conversaciones: se centran en conceptos e intereses.

“Los académicos superiores en el campo del derecho marítimo internacional comúnmente tienen ideas muy tradicionales sobre la libertad de los mares, lo que obstruirá las conversaciones”, dice Xue, y agregó que algunas delegaciones no reconocen el concepto de la diversidad biológica de alta mar.

Esto se refleja en la lentitud del proceso de negociación. El reconocimiento internacional de la diversidad biológica marina en áreas fuera de la jurisdicción nacional (BBNJ) se alcanzó en 2004 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció un grupo de trabajo sobre el tema. Sin embargo, fue solo en 2015 que el grupo de trabajo propuso desarrollar un tratado.

Incluso la preparación de un texto de negociación para esta reunión mostró cómo las viejas ideas siguen obstaculizando el progreso. Las reuniones anteriores se celebraron sobre el principio de que los documentos, marcos y órganos jurídicos existentes no se verían afectados, pero con toda probabilidad, la única manera de lograr los objetivos de las conversaciones es restringir las libertades consagradas en la CNUDM.

Hu Xuedong, subdirector de la oficina de la Asociación China de Investigación y Desarrollo de los Recursos Minerales oceánicos, describe dos campos opuestos de biodiversidad en alta mar: con la Unión Europea por un lado, y los Estados Unidos, Rusia y Japón por el otro.

La UE quiere ver evaluaciones rigurosas de terceros de las evaluaciones de impacto ambiental, y para que la minería sea permitida solo cuando haya un entendimiento completo de los riesgos. Dichas evaluaciones no solo serían costosas de producir, sino quizás imposibles dada la ciencia y la tecnología actuales.

Estados Unidos, Rusia y Japón, por otro lado, quieren ver evaluaciones basadas en “la ciencia y la tecnología más avanzada”, es decir, comprender los riesgos en la medida en que las capacidades lo permitan. Se niegan a considerar evaluaciones de terceros.

Del mismo modo, la creación de una gran red de reservas marinas restringiría la libertad de pesca actual. En 2011, se propuso una reserva marina en el Mar de Ross, en la Antártida, pero solo en octubre de 2016 se aprobó, y fue un tercio más pequeña de lo previsto originalmente.

“Está claro que [un tratado final] se pondrá en marcha. Pero dos años son optimistas, podrían pasar de tres a cinco años, si no más, porque [la discusión de] cada tema va a ser lenta “, dice Xue Guifan.

Este mapa ilustra todos los organismos internacionales de gobierno con un mandato de alta mar, excepto aquellos con cobertura global, es decir, la Comisión Ballenera Internacional (IWC), la Organización Marítima Internacional (IMO) y la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA). Estas organizaciones cubren colectivamente prácticamente todas las áreas de alta mar y se superponen en muchos lugares. Aunque hay muchos ejemplos de organizaciones múltiples que administran la misma región, existen pocos mecanismos para facilitar la comunicación o coordinar actividades entre ellos.

Los matices de la posición de China

Las conversaciones de BBNJ en Nueva York interrumpirán el sistema de gobernanza marina existente. Rusia se opone firmemente a extender la protección marina; Japón también es resistente. China, junto con otras naciones en desarrollo, tiene una posición más matizada.

Li Shuo, asesor senior de clima y océanos de Greenpeace, cree que China necesita promover el “reparto de beneficios” (acceso equitativo a los recursos) con otras naciones en desarrollo. Pero China ya se beneficia de los importantes avances que ha logrado en materia de ciencia y tecnología marina, y se resiste a ceder en demasiados intereses propios.

La flota pesquera de aguas lejanas de China es la más grande del mundo; tiene equipos de investigación que trabajan en las profundidades de las aguas antártica y del Pacífico; y equipos de prospección que trabajan en el fondo del mar. Respaldado por su fortaleza económica, China tiene un interés cada vez mayor en el desarrollo y la investigación marina mundial.

“No hay muchas naciones en la misma posición incómoda que China”, dice Li Shuo, refiriéndose a los intereses en conflicto de China de compartir el acceso a los recursos naturales con los países en desarrollo y proteger sus propios intereses.

La decisión de cinco de las mayores empresas mundiales de pesca de kril, incluida una empresa china, de detener la pesca en aguas ecológicamente vulnerables frente a la Antártida, junto con una asociación oceánica China-UE, es una señal positiva de que China está dispuesta a comprometerse. China se ha opuesto durante mucho tiempo a la protección de las reservas antárticas, pero estos cambios sutiles han dejado a la gente preguntándose si la posición del país está cambiando.

Patrick Halpin, profesor asociado de Marin Geospatial Ecology en la Universidad de Duke, espera ver que “China evalúe el papel que desempeña en las rutas migratorias de las especies marinas y desempeñe un papel completo en su protección”.

Este artículo aparece cortesía de China Dialogue Ocean y se puede encontrar en su forma original aquí.

Las opiniones expresadas en este documento son del autor y no necesariamente de FullAvanteNews.

Fuente Chinadialogueocean

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close