Trafigura le propone a la OMI impuesto al carbono

Carbon Levy Photo shutterstock
0

Según WMN, Trafigura: uno de los fletadores o arrendadores de barcos más grandes del mundo, ha propuesto que la Organización Marítima Internacional (OMI) introduzca un impuesto al carbono para ayudar a impulsar la competitividad y la adopción de combustibles alternativos.

La compañía propone un gravamen de entre 250 y 300 dólares por tonelada métrica de CO2 equivalente en los combustibles de transporte. El sistema sería supervisado por la OMI y se ajustaría a medida que se redujera la brecha de competitividad.

“Creemos que solo mediante la introducción de un impuesto significativo sobre los combustibles intensivos en carbono se puede lograr un progreso suficiente hacia la descarbonización de la industria naviera mundial”, dijo la compañía.

Trafigura cree que los ingresos recaudados con este impuesto podrían utilizarse en parte para financiar más investigación y desarrollo de combustibles alternativos.

Una parte de los ingresos debería utilizarse para ayudar a los países en desarrollo a gestionar los procesos de transición energética y ayudarles a mitigar las consecuencias del cambio climático.

“Reconocemos que un impuesto al carbono tendrá un efecto inmediato en los costos de envío que las empresas, incluida la nuestra, soportarían. Este aumento en los costos operativos estimulará a los fletadores a cambiar su comportamiento para reducir las emisiones, fletar barcos más eficientes y cambiar a combustibles con menos carbono ”, señaló Trafigura.

La propuesta coincide con la creciente presión sobre la OMI para que introduzca una medida basada en el mercado que ayude a salvar la enorme inversión necesaria para realizar el cambio a combustibles alternativos para descarbonizar el transporte marítimo.

El impulso para que la comunidad internacional actúe sobre esta medida antes de la UE está aumentando, ya que Europa parece estar perdiendo la paciencia con la lenta acción de la OMI y podría hacerlo por su cuenta.

La industria está de acuerdo en que una medida regional sería contraproducente y causaría distorsiones del mercado o incluso tensiones comerciales.

La Organización Marítima Internacional (OMI) tiene como objetivo una disminución del 40 por ciento en las emisiones de GEI para 2030 para el transporte marítimo internacional y una reducción del 50% para 2050 en comparación con los niveles de 2008.

Para hacerlo, la industria necesita introducir barcos de cero emisiones para 2030 y cambiar a combustibles de cero emisiones.

Dicho esto, el sector también necesita invertir billones de dólares para construir una industria de combustibles completamente nueva y la infraestructura de apoyo en un par de décadas. Lo más importante es que el esfuerzo debe tener sentido comercial para que el cambio sea factible y económicamente sensato.

En diciembre de 2019, las asociaciones navieras de todo el sector marítimo presentaron una propuesta a la OMI para el establecimiento de un programa de investigación y desarrollo de reducción de GEI por valor de $ 5 mil millones.

Propone que se recauden 2 dólares por tonelada de combustible durante un período de diez años.

La discusión sobre la propuesta se ha retrasado debido a restricciones relacionadas con COVID-19. Sin embargo, el fondo estará en la agenda una vez que el Comité de Protección del Medio Marino de la OMI (MEPC) se reúna en noviembre en un entorno digital para discutir asuntos urgentes.

Fuente WMN Euractiv

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close