Pesca Ilegal en santuarios marinos de Latinoamérica

Destrucción de la carga ilegal del Fu Yuan Yu Leng. Parque Nacional Galápagos - Foto Mongabay
0

Según un reporte de la revista de conservación y ciencias del medio ambiente Mongabay en alianza con Cuestión Pública de Colombia, El Universo de Ecuador y Ciper de Chile analizaron, con la asesoría de expertos en monitoreo satelital y científicos, el movimiento de embarcaciones, por un período de cinco años, dentro de cuatro áreas marinas protegidas y concluyeron que: los santuarios marinos de Latinoamérica están amenazados por la pesca ilegal. El equipo “Después del tráfico de drogas y el de armas, la pesca ilegal es la tercera actividad ilícita más lucrativa del mundo.

El artículo destaca que las áreas protegidas no cuentan con suficiente vigilancia ni presupuesto para evitar el saqueo de su biodiversidad marina y en algunos casos, ni siquiera se han generado los planes de administración que definan la estrategia de monitoreo. Es decir que son “parques de papel”, lo que las hace más vulnerables a la pesca. Finalmente. la investigación detecta actividades de pesca ilegal en áreas marínas protegidas con barcos que tienen prontuarios de pesca ilegal.

Actualmente los estados utilizan los dispositivos de posicionamiento global GPS para rastrear los movimientos de las embarcaciones que se conectan con satélites en órbita. A través de esta lectura se puede ver la posición, velocidad y el rumbo del barco. Gracias a estas tecnologías se pueden reconocer los patrones de actividades del 50 al 70% de la actividad de pesca industrial. Igualmente, existen plataformas web como Global Fishing Watch que incluye los algoritmos para el reconocimiento de los comportamientos de los buques pesqueros para identificar correctamente su actividad. En respuesta a esto, las armadas o autoridades realizan sus esfuerzos de proteger y establecer soberanismo sobre estos santuarios marinos.

Mexico

Se observaron 17 embarcaciones con bandera Mexicana y una de Estados Unidos realizando actividades sospechosas en el Parque Nacional Revillagigedo, dónde habitan tiburones y mantarrayas en peligro de extinción. Solamente tres embarcaciones fueron denunciadas por actividades de pesca ilegal.

Colombia

Se pudieron observar barcos de bandera Panameña y de la flota Colombiana Seatech –conocida cómo la marca de Atún Van Camps– que operan en el Distrito Nacional de manejo integrado Yuruparí que colinda con el santuario marino de Malpelo. Embarcaciones presentes en esta área cuentan con antecedentes de aleteo, una práctica de pesca de tiburones donde se desecha el cuerpo del animal después de cortar sus aletas.

Un dato importante publicado por el reporte es que: La comparía Seatech (Atún Van Camps) fue beneficiada por la reforma tributaria después de que la empresa y sus directivos donaron 480 millones al uribismo en 2018.

Ecuador

Una flota china compuesta por 260 barcos con antecedentes de pesca ilegal habría llegado a los límites de la zona económica exclusiva de los Galápago para pescar potabilidades y Calamar gigante. Esta actividad alertó a científicos y funcionarios del gobierno para movilizar autoridades pesqueras y fuerzas armadas para la protección dela biodiversidad marina. El mismo presidente Lenin Moreno, ordenó la creación de un comité para diseñar una estrategia de protección para las Islas Galápagos.

Chile

Las Autoridades fueron alertadas por el reporte de flotas de barcos Chinos atravesando el Parque Marino Nazca Descenturadas, el más extenso de latinoamérica. De esta flota, algunas embarcaciones con antecedentes han navegado dentro o alrededor de Galápagos y de Nazca Desventuradas en los últimos cinco años. Las Autoridades identificaron las compañías a las que pertenecen las embarcaciones. Encontraron que la mayoría de tienen domicilio en la ciudad de Zhoushan, mar oriental de China y punto neurálgico de la industria pesquera de ese país.

Lastimosamente, la pesca ilegal afecta la biodiversidad de nuestros océanos, las economías de las comunidades costeras que viven de la pesca y la seguridad alimentaría del mundo al agotar recursos que no se renuevan a la velocidad que se explotan.

Según investigadores, el problema más grande es identificar la pesca ilegal. En un bosque, la tala de árboles es asimilable a simple vista, por lo contrario, bajo el mar es imposible. Las autoridades afirman que las embarcaciones deshabitan sus sistema de posicionamiento global para cometer los actos ilícitos. Igualmente afirman qué, en caso de mantener su dispositivo encendido, “la legislación y las leyes en muchos países están un par de pasos atrás de la tecnología y todavía no se acepta ese tipo de evidencia en casos legales. Entonces, hay que hacer la intercepción y ese tipo de operaciones mucho más costosas”, explica el científico para el reporte de Mongabay. Ahora bien, los gobiernos han optan simplemente por disuadir a los barcos extranjeros para que salgan de aguas nacionales en vez de apresarlos e entablar un proceso legal en su contra al tener sistemas probatorios muy desactualizados. “Es difícil probar la existencia de un delito y las multas u otras sanciones son muy débiles, y por lo tanto no vale la pena hacer tanto esfuerzo par una sanción que suele ser insignificante”.

Áreas marinas protegidas

Los Océnaos son la mayor fuente de oxígeno que respiramos, absorben las emisiones de carbono que generan el calentamiento global, regulan el clima y alimentan la población mundial. El 66% de los océanos se encuentra deteriorado, el 31% de las poblaciones de peces están sobreexplotadas y en 40 años han desaparecido el 49% de las especies marinas (PNUMA). Esta situación va empeorando producto de la contaminación, el aumento de la temperatura del agua causada por el calentamiento global y de la acidificación del océano debido a que está absorbiendo el dióxido de carbono en exceso.

Las áreas protegidas son fundamentales para restaurar las poblaciones de peces y la actividad pesquera ya que son semilleros de biodiversidad. Para el 2020, los países se comprometieron a proteger al menos 10% de su territorio marítimo. Mexico, Colombia, Ecuador y Chile han cumplido la meta en papel pasando de 1,43% en el 2000 al 23,6% en el 2020 según la División de Estadísticas de las Naciones Unidas.

Territorio marítimo protegido en latinoamérica UN
Territorio marítimo protegido en latinoamérica UN

El el papel los parques están protegidos, sin embargo, esto solo es una parte del compromiso adquirido. Para lograr efectividad en proteger las zonas marinas, se necesita una regulación endosada y gobernanza dura. Que incluya un plan de manejo para resguardar los recursos que existen en el área y que a la larga influya en la conducta humana reduciendo el impacto sobre esos ecosistemas marinos. Un área marina protegida se define con mecanismos de monitoreo de pesca y procesos legales, judiciales y penales para los infractores.

“En Chile, 5 de las 28 áreas marinas con alguna categoría de protección tienen un plan de manejo. En Colombia, 13 de 18; en Ecuador, 8 de 11 y en México, de las 37 áreas que tienen superficie marina protegida; solo una no tiene programa de manejo.” menciona el reporte de MongaBay.

 

 

Fuente Mongabay

Deja un comentario aquí:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Smiley face

¡RECIBA NUESTRO BOLETÍN SEMANAL A SU CORREO! 
¡Suscribase Ahora!
Cerrar

Smiley face

GET OUR WEEKLY NEWSLETTER TO YOUR INBOX!
Subscribe Now!
Close