Se avecina guerra de fletes para Maersk Line

Se avecina guerra de fletes para Maersk Line

0
Compartir
Maersk, Maersk line, contenedores, fletes, buques, alianzas, participación de mercado, cuota de mercado, tarifas, incremento, margen, buques, puertos, información marítima, información portuaria, información marítima y portuaria

A.P. Moller-Maersk se ha visto fortalecida por la venta de 7,5 mil millones de dólares de su negocio de petróleo y gas a la francesa Total, pero el principal negocio de carga marítima de la empresa se enfrenta a la amenaza de una nueva guerra de precios en una industria consolidada.

Maersk, la mayor compañía de transporte marítimo de contenedores del mundo, ha cambiado su enfoque este año de preservar la cuota de mercado a generar mayores márgenes, una estrategia que fue ayudada por una recuperación en las tarifas de flete.

Soren Skou, Gerente de Maersk Line dijo a Reuters que los resultados del segundo trimestre de la compañía la semana pasada “fueron impulsados ​​solo por mayores tarifas de flete” y que los fundamentos de la industria subyacentes fueron los mejores desde 2010.

Pero los competidores, incluyendo Ocean Alliance, una nueva asociación entre el francés CMA CGM, Cosco de China, OOCL de Hong Kong y Evergreen de Taiwán, lanzarán este año una serie de buques de gran tamaño y no tendrán más remedio que perseguir una mayor participación de mercado.

“Esto podría forzar a Maersk a defenderse y defender su cuota de mercado”, dijo Lars Jensen, director de la consultora SeaIntelligence, con sede en Copenhague.

“Si no quieres entrar en una guerra de precios, tienes que aceptar perder cuota de mercado”.

La industria el año pasado emergió de una guerra de precios feroz sobre la participación de mercado que vio bajar las tasas de flete, perjudicando la rentabilidad de la línea de contenedores ya que demasiados buques perseguían demasiado poco negocio o demanda de transporte.

Pero ya hay signos de caída de fletes en la ruta transpacífica, que podrían extenderse a otras regiones.

El foco de Maersk en los márgenes se produce después de sacar USD 4 mil millones en diciembre para comprar el pequeño rival alemán Hamburgo Sud, reforzando su presencia en el comercio global y de América Latina; aumentando la cuota de mercado global a 18.6 por ciento de 15.7 por ciento.

Aunque la venta del negocio de petróleo y gas ha permitido a Maersk deshacerse de cualquier descuento conglomerado en la forma en que los inversionistas valoran sus acciones, también significa que ya no puede usar el petróleo como cobertura frente a un descenso en el mercado de contenedores.

Esta estrategia ya había llevado a las agencias calificadoras a rebajar la calificación de la compañía, aunque los analistas aún dicen que mantendrán su grado de inversión, una métrica clave para la administración.

“En general, (la venta de petróleo) es un evento negativo de crédito, pero dudamos que tenga mucho impacto en el corto plazo de la curva debido a la importante liquidez de Maersk”, dijo el analista de crédito de Danske Bank, Brian Borsting.

La gerencia de Maersk está muy interesada en mantenerse financieramente robusta, indicando que quiere estar preparada para otra guerra de precios y para nuevas adquisiciones.

La compañía se ha dado otro año para escindir los activos energéticos restantes, que incluye 24 plataformas de perforación offshore, 158 buques cisterna o tanqueros de petróleo y una operación de servicio de suministro.

Nordea, el banco escandinavo estima que la flota de perforación está en alrededor de 3.900 millones de dólares, mientras que Jefferies espera que Maersk recupere alrededor de 7.500 millones de dólares de esos activos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta