Navegabilidad en el Magdalena se aplaza para 2022, grave impacto a la...

Navegabilidad en el Magdalena se aplaza para 2022, grave impacto a la competitividad

0
Compartir
Rio Magdalena
Foto: Pikas Producciones

Según informó El Tiempo la caducidad del contrato para la recuperación de la navegación del río Magdalena se debe a que el consorcio Navelena donde la polémica empresa Odebrecht es mayoritaria, no logró el cierre financiero en el plazo estipulado, y ahora quedan expuestos a una multa por 55.000 millones de pesos (US $ 18 000 millones).

Además Navelena enfrenta otra multa por 900 millones de pesos (US $300 000) por no haber cumplido adecuadamente con las obras de dragado en el canal de Acceso al puerto de Barranquilla.

Como si fuera poco el consorcio debe responder también por un préstamo irregular otorgado por el Banco Agrario de 120 000 millones de pesos (US$ 40 000 millones), dinero que no se ha podido recuperar a través del fideicomiso existente.

Con la caducidad y liquidación del contrato para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, declarada el jueves por Cormagdalena, no solo se posterga –de nuevo– el viejo sueño de volver totalmente navegable la principal arteria fluvial del país, sino que hay importantes impactos para la competitividad del sector productivo.

El mismo diario informó que las obras, que son las que más trabajo e inversión requieren, tomarían por lo menos cuatro años en estar listas si se adjudican a finales del 2017, pero su construcción arrancaría en el 2019, porque, según explica el director (e) de Cormagdalena, Luis Fernando Andrade, el primer año es de preconstrucción y la navegabilidad completa estaría en el 2023.

Impactos a la competitividad

El Tiempo Informó también que de acuerdo con Édgar Higuera, gerente de Logística, Transporte e Infraestructura de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), la apuesta que ha hecho el sector privado asciende, por lo menos, a 1.200 millones de dólares, de los cuales 800 millones de dólares corresponden a proyectos portuarios y 400 millones de dólares a iniciativas navieras.

La Andi también calcula en 1,2 billones de pesos al año la competitividad que por ahora no se podrá ganar, cifra que sale de calcular si el 30 por ciento de la carga que hoy paga fletes terrestres por 14 billones de pesos al año se moviera por el río Magdalena.

Además, el principal efecto es que si pasan más de tres años sin que se active todo el proyecto, las expectativas de competitividad por esta demora equivaldrían a un billón de pesos por año, en materia de operación.

 

No hay comentarios

Deja un comentario aquí: