Inicio Análisis e investigación OPINIÓN: Caos de contenedores vacíos en Bogotá

OPINIÓN: Caos de contenedores vacíos en Bogotá

0
Compartir
Foto: suaramerdeka

Colombia es un país que poco se asemeja a otros países en cuanto a la logística de los contenedores vacíos. Lastimosamente, la población rural ha sido desplazada por causa de la violencia a las grandes urbes en el interior, en el caso de Bogotá alrededor del 22% de la población Colombiana. Esta migración igualmente movilizó los grandes centros de consumo, trabajo, transformación y distribución de productos a Bogotá, lejos de los puertos principales a donde llega la carga contenerizada. Ahora bien, los grandes contratos globales para mover la mercancía para consumo y materias primas para transformación a Colombia fueron celebrados en el exterior, con poca idea de la realidad de este país. Estos contratos se celebraron incluyendo devolución de los contenedores vacíos en el interior de las principales ciudades de Colombia. Por lo cual, las líneas en aras de mantener sus clientes importadores aceptan encargarse de la devolución de los vacíos a puerto para aliviar los costos y la carga logística a los importadores. Actualmente tenemos un desbalance entre la importación y exportación de carga contenerizada de 1 a 2 lo cual hace de Colombia un país exportador de vacíos por excelencia. Las líneas marítimas en Colombia se han encargado de generar estos graves inconvenientes al aceptar estos contratos globales asegurando la devolución de los equipos sin medir las consecuencias.

Actualmente los patios de contenedores en el interior de Colombia están a un 90% de su capacidad total y ha sido imposible programar devolución de equipos por cuatro posibles razones; la primera obedece precisamente al paro de transportadores del año 2016 que duro 48 días y que hizo colapsar varias industrias y afecto también la inflación del país. La segunda razón es la escasa carga trampera que se debe movilizar al interior o carga contenerizada de importación, lo cual no les permite a los transportadores hacer el viaje de vuelta al interior del país. La tercera es la falta de carga de compensación sumado a la limitante que un transportador para poder mover un contenedor del interior a puerto competitivamente debe encontrar carga de compensación para hacerlo y los contenedores de 20´DV limitan la capacidad de espacio. Finalmente, la movilización de la industria a los puertos o ciudades cercanas para reducir los costos logísticos. La realidad es que actualmente en Colombia tenemos serios problemas de sobreocupación de los patios de contenedores y no existe una clara solución de esta problemática.

Finalmente, y lo que realmente preocupa sería la materialización de un posible paro camionero; donde veremos cómo imprescindiblemente la logística de vacíos colapsará en Colombia. Asimismo, afectando a los exportadores que generalmente embalan en puerto, los patios en el interior colapsados, nula movilización de llenos y a raíz de todo esto, un incremento en los precios de los bienes de consumo. Es decir, el que finalmente paga el incremento en el precio final de la carga serán los consumidores, quienes no tuvieron injerencia en la mala planeación, eventualidades y condiciones del mercado.

Los patios de contenedores vacíos son fundamentales para poder almacenar los picos de inventarios de unidades vacíos y para planear la movilización, en un país donde la cadena logística tiene forma de todo, menos de cadena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here