Inicio Noticias ATENCIÓN: Posible liquidación del Ferrocarril del Pacífico

ATENCIÓN: Posible liquidación del Ferrocarril del Pacífico

0
Compartir
FDP, Ferrocarriles del pacífico, ANI, IMPALA, TRAFIGURA, Fenwick Corp, multimodalismo, concesión, sanción, liquidación, contratos, información marítima y portuaria, infraestructura, multimodalismo,
Foto: El País

No hemos realmente dimensionado lo que pasó en el caso de ODEBRECHT y el dragado del Rio Magdalena cuando surge en paralelo otra joya que nos muestra el problema tan grande que existe de corrupción en las contrataciones y concesiones que otorgan el estado.

“Autoridades sospechan que detrás del proyecto existen engaños por parte de la multinacional Suiza, Trafigura quien se retiró de la concesión para no poner el riesgo el negocio del dragado del Rio Magdalena” asegura el diario El País.

¿Qué pasó con nuestro ferrocarril?

En 1998, se le entregó la concesión a la firma española, SACYR y otros socios Barranquilleros, quienes la llevaron a un lio jurídico. La forma de salvar la operación fue incluir un nuevo concesionario, llamado FERROCARRIL DEL OESTE, no obstante, posterior al nuevo concesionario, el gobierno incumplió las inversiones necesarias para lo que buscaron inversionistas extranjeros.

El nuevo inversionista era el general retirado Israelí Ziv, quien estuvo involucrado con el Ministerio de Defensa en la operación Jaque cómo asesor. El y un socio del Grupo Sandford entran como accionistas del FERROCARRIL DEL OESTE y, posteriormente invitan a TRAFIGURA, quien con su firma IMPALA estaba desarrollando el proyecto portuario del Magdalena. Al final, FERROCARRIL DEL OESTE se capitalizó con el 99,5% de participación de la sociedad y el 0,5% accionistas colombianos, afirma el diario.

Ahora bien, en Panamá se crea la sociedad Fenwick Corp con USD $500 donde TRAFIGURA había celebrado varios negocios similares con Mosack Fonseca, quien en los Panamá Papers figura creando empresas off shore en Panamá e Islas Virgenes.

Posteriormente, establecen en Cali, una filial llamada Fenwick Colombia SAS, la cual se vuelve dueña de la concesión férrea, cambiándole el nombre del FERROCARRIL DEL OSTE a FERROCARRILES DEL PACIFICO SAS manteniendo el mismo NIT, afirma El País.

TRAFIGURA entonces deja de operar en enero del 2016 culpando la minería ilegal del Rio Dagua, la invasión en la vía férrea y las brujitas. A esto, la ANI señala que estas condiciones ya existían cuando asumieron la concesión y que pese al plan de inversión, TRAFIGURA toma la decisión de para, así violando el contrato. Esta caducidad, entonces afectaría el proyecto del rio Magdalena desarrollado por IMPALA, compañía de TRAFIGURA para lo cual empezaron a tejer su salida.

Es probable que prontamente seamos notificados de la apertura de una investigación por parte de la fiscalía, o peor aún, un allanamiento por parte del CTI a las oficinas del FDP, cómo sucedió con CORMAGDALENA (Ver Fiscalía reabre investigación por contrato del Rio MagdalenaCTI allana cede de CORMAGDALENA) para poder investigar a detalle y encontrar realmente cual fue el tejido de este caso.

En febrero del 2016, cuando la ANI casi declara la caducidad del contrato y empieza el proceso sancionatorio, TRAFIGURA, concesionario del momento, solicita a la ANI tiempo para conseguir un nuevo socio; entre ellos estuvieron algunos Cañicultores del Valle, FANALCA, Fortescue Metals Group (Austrália) y dos empresas Bolivianas. No obstante, ninguna presentó oferta antes de que se conociera que TRAFIGURA había cedido la empresa que controlaba la concesión a un particular en Medellín a raíz de un negocio realizado bajo la mesa por una cifra irrisoria, solo para transferir la responsabilidad de incumplimiento de las condiciones que TRAFIGURA ya incumplía, afirma el diario El País.

TRAFIGURA entonces violó el principio de oportunidad que los obliga a ofrecer primero la empresa a los demás accionistas y adicionalmente, sin el permiso de la ANI se desprendió de la concesión. Este tejido para evadir la sanción y evitar la liquidación de sus otros negocios en Colombia le asegura la ANI al diario El País.

Por su parte, IMPALA, filial de TRAFIGURA asegura que no tienen que ver nada con este caso, pese a que el representante legal de Fenwick Colombia, actual dueño de la concesión del FDP es el mismo que el de IMPALA, Alejandro Costa. Por lo contrario, TRAFIGURA asegura que el que debe responder es el gerente del FDP, Gustavo Giraldo porque ellos ya no hacen parte del negocio. Esto, soportado con su informe de 2016 donde aseguran que IMPALA abandonó su participación en el FDP anotando su inversión en el proyecto por USD $43 millones.

En conclusión, desaparecieron los inversionistas extranjeros a los que les entregaron la concesión, el FDP no cuenta con asesoría técnica, no cuenta con pólizas de seguros y ahora el proyecto lo lidera una empresa en Medellín sin el respaldo económico necesario.

A pesar de todo esto, la ANI asegura que en el caso de que se liquide el contrato actual, el Gobierno aprovecharía a hacer cambios estructurales; como la variante de Cerrito a Yumbo evitando pasar por Cali. Liberar este corredor permite tener un corredor verde para habilitar un tranvía para transporte masivo de pasajeros.

La Red férrea del pacífico tiene 498 kms de longitud, desde Buenaventura a la Tebaida (Quindio) y la Felisa (Caldas).

Fuente: El País, Portafolio

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here