Inicio Análisis e investigación Buques gigantes y grandes alianzas, desafío para los puertos de EEUU en...

Buques gigantes y grandes alianzas, desafío para los puertos de EEUU en el 2017

0
Compartir
Puertos

El 2017 inicia como un gran desafío para los terminales portuarios en Estados Unidos, gracias a los enormes y rápidos cambios que sufre el negocio marítimo, con una consolidación constante, grandes alianzas se forman entre las navieras y los buques tienen cada vez mayor capacidad, lo que aumenta la competencia salvaje entre los puertos.

Así mismo, eventos significativos que marcaron el 2016 en el sector marítimo como la caída de la naviera Coreana Hanjin, la adquisición de la Alemana Hamburg Süd por parte de Maersk y la aún pendiente fusión de las tres navieras Japonesas MOL, NYK y K-Line son insumos para dejar a los puertos aferrados a un ambiente sumamente competitivo, mientras luchan para ser mas eficientes y atraer mas clientes (navieras) a sus muelles.

El desafío para los puertos de EEUU se ve exactamente en que la cantidad de navieras se disminuye por las presentes e inminentes fusiones, adquisiciones y la quiebra de otras (caso Hanjin), lo que significa menos recaladas en los puertos o paradas en selectos puertos con una mayor tajada de carga.

Además, para que los buques gigantes sean rentables para las navieras, deben tocar menos puertos, dirigiéndose solamente a terminales que cuenten con el calado suficiente, cantidad significativa de bienes para cargar y descargar y la tecnología para servir eficientemente a estas naves.

Por otra parte, en este ambiente de consolidaciones y alianzas los operadores portuarios saben que teniendo menos clientes pero mas grandes, cualquier perdida o ganancia relacionada con perder un cliente es significativamente mayor a como estaba el mercado hace algunos años, donde los clientes no estaban tan concentrados.

En el 2017, analistas del sector marítimo no ven un crecimiento significativo en los fletes, las cosas no van a estar fáciles para ningún actor. Los puertos de EEUU por su parte deben esforzarse por atraer rutas marítimas mostrando, además de otras cualidades, sus capacidades como un sistema integrado eficiente y con conexiones lógicas y rápidas a vías terrestres, fluviales y de ferrocarril con el fin de ser escogidos por las navieras dentro de sus servicios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here