Inicio Contenedores y Liners Líneas marítimas japonesas con pronósticos en declive

Líneas marítimas japonesas con pronósticos en declive

0
Compartir
Foto: ShipSpotting

Las líneas niponas Mitsui OSK (MOL), NYK Line (NYK), y Kawasaki Kisen (K-Line) están rebajando sus previsiones para 2016-2017, de acuerdo con sus informes provisionales publicados el viernes, afirma ShippingWatch.

El segundo trimestre de 2016 ha sido difícil para los tres principales operadores marítimos de Japón; Mitsui OSK, NYK Line, y Kawasaki Kisen, también conocido como MOL, NYK, y K-Line.

Las tres compañías son activas en varios segmentos marítimos cómo LNG, graneles, tanqueros, Roro, multipropósito, reefer y entre otros, donde compiten con jugadores como Maersk Line, MSC y CMA CGM, en el transporte de contenedores.

Los tres informes provisionales presentados este viernes de los meses de abril, mayo y junio, que es el primer trimestre en el calendario fiscal japonés, las tres líneas han rebajado la previsión para todo el año 2016/2017.

Para la mayor de las tres compañías, NYK, una pérdida ahora se proyecta de 15 mil millones de yenes, o US $ 145 millones, en lugar de unas ganancias por el mismo valor. Esta rebaja es efectiva en virtud del mercado de contenedores “extremadamente débil” debido a la sobreoferta de capacidad. Otro segmento de la compañía, el aéreo, carga seca a granel y transporte de líquidos, igualmente son poco prometedores.
Se espera que la sobreoferta de capacidad de continue este trimestre, asegura NYK, pero los fletes con tendencia a ir mejorando ligeramente.

MOL, que es la segunda más grande de los tres, parece visualizar un mejor panorama, como línea, mantiene expectativas de resultados positivos. Esto ahora se proyecta para aterrizar en por debajo de  US $ 145 millones respecto a la anterior US $ 194 millones. La proyección de ingresos se rebajó ligeramente a US $ 14,4 millones de dólares después de una caída de los ingresos del 20 por ciento a US $ 3,5 mil millones en el trimestre que acaba de terminar.

Daiichi Chuo tiene cinco meses para resolver plan de rescate
El portador más pequeño, K-Line ahora espera una pérdida de 440 millones de dólares para todo el año por debajo de la pérdida previamente esperada de USD 339 millones. El ingreso se espera caiga un 6,4 por ciento a alrededor de US $ 10 mil millones.

Fuente: ShippingWatch

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here