Inicio Incidentes Marítimos La fascinación por los galeones españoles

La fascinación por los galeones españoles

0
Compartir
Galeon San Jose
Foto: El Universal

A raíz de la polémica desatada por el hallazgo del galeón San José en aguas colombianas, según el diariodenautica.com estos serían los casos de navíos más conocidos en la historia sobre arqueología subacuática:

El primero en encabezar esta lista es el Galeón San José de 39 metros de eslora, 64 cañones y con 570 personas a bordo, se hundió el 8 de junio de 1708 cerca de la isla Pequeña Barú, a la altura de Cartagena de Indias, Colombia. Cañoneado por navíos ingleses al mando del comodoro Charles Wager, traía a España desde Panamá un cargamento de oro, plata y piedras preciosas.

Le sigue la Fragata Nuestra Señora de las Mercedes hundido por buques ingleses en 1804 frente a Portugal llegó a España el 25 de febrero de 2012 desde Estados Unidos, lo que puso fin a un litigio de cinco años entre España y la empresa cazatesoros Odyssey.

De acuerdo con diariodenautica.com en mayo de 2007, Odyssey anunció el hallazgo de un cargamento de monedas de oro y plata, aunque se negó a revelar la nacionalidad y localización exacta del buque, lo que despertó las sospechas del Gobierno español sobre un posible expolio. España presentó entonces una demanda contra Odyssey para defender la propiedad del tesoro, formado por más de 500.000 monedas de oro y plata.

No menos importante está el Galeón Nuestra Señora de Atocha, hundido en aguas de Florida en 1622 debido a un huracán y hallado por el cazatesoros estadounidense Mel Fisher en 1985. Algunas piezas, como el ancla, fueron devueltas a España, pero en agosto de 2015 la casa de subastas Guernsey’s puso a la venta 40 piezas del tesoro.

El cuarto y quinto lugar lo ocupan las fragatas El Juno y La Galga, que se hundieron en 1802 y 1750 en aguas de Virginia y Maryland, con más de 425 soldados y un supuesto tesoro valorado en 500 millones de dólares (373 de euros).

Sin embargo en el 2001, una sentencia del Supremo de EE.UU estableció que las fragatas pertenecen a España y así rechazaba la demanda presentada por el Estado de Virginia y la empresa de rescate marítimo Sea Hunt, que reclamaba el derecho de los cazatesoros a sacar riquezas hundidas en el fondo del mar.

Por su parte, el Galeón Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción que salió de México en 1641 hacia España cargado de mercancías, joyas y dinero fue hundido por un huracán en el estrecho de Florida cerca del Banco de la Plata, en Samaná.

Se rescataron cañones, cerámica china de la dinastía Ming, y cubiertos de plata, pero también 75.000 monedas de plata. Su rescate en 1979 fue uno de los más importantes.

Por su parte, la historia del Geleón San Diego, denominado Galeón de Manila nos remonta al año de su hundimiento en 1600 en aguas Filipinas por navíos holandeses. Los restos, adquiridos por el Gobierno español en 1999, han permitido que cerca de 6.000 objetos de la época puedan ser contemplados en museos de Filipinas, Paris y en el Museo Naval de Madrid.

Y por último está el Galeón Santísima Trinidad y Nuestra Señora del Buen Fin apresado por buques ingleses y conducido a Portsmouth, en el sur de Inglaterra, donde fue vendido por sus captores en 1762.

Fuente: www.diariodenautica.com “Los galeones españoles, hallazgos y controversias sobre su preservación”

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here